Capacidades de integración de OnBase

Optimización del acceso a la información mediante la integración de OnBase con las aplicaciones fundamentales

Las aplicaciones implementadas en una empresa son clave en sus operaciones diarias. Las aplicaciones de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), los sistemas de contabilidad, Recursos Humanos, reclamaciones, préstamos, así como registros médicos electrónicos, información de estudiantes u otros sistemas de importancia son el centro de los principales procesos.

No obstante, al utilizar estas aplicaciones, los usuarios suelen depender también de información almacenada en otras partes para tomar decisiones. OnBase actúa como un repositorio central de esta información, vinculando de forma inteligente los documentos y los datos dentro de OnBase con las transacciones y actividades de otras aplicaciones.

Aceleración de los procesos con un acceso inmediato a la información sin importar la aplicación

Al integrar OnBase con las aplicaciones que necesitan, las empresas:

  • Eliminan el paso de una pantalla a otra para buscar la información adecuada: Los usuarios acceden al instante al contenido relacionado almacenado en OnBase sin tener que salir de la aplicación que esté usando.
  • Facilitan la transición a un nuevo software: Como los usuarios acceden al contenido de OnBase directamente desde otras aplicaciones, la necesidad de formación es mínima. La aceptación por parte del usuario del uso de OnBase es muy alta porque pueden acceder al contenido necesario desde las aplicaciones que ya conocen.
  • Reducen el tiempo de introducir los datos manualmente: OnBase actualiza de forma inmediata las aplicaciones en cuanto recibe información, y otras aplicaciones pueden actualizar, a su vez, la información guardada en OnBase.

Consulte la información que figura a continuación para obtener información sobre los métodos de integración que se adaptan mejor a sus necesidades. Y para conocer los puntos fuertes de la plataforma de OnBase, haga clic aquí.


El White paper de IDG presenta cómo otras organizaciones han integrado ECM con sus sistemas principales