Siete maneras de simplificar su actualización

Aprenda a maximizar su actualización de software

Aproveche la ventaja durante su actualización

Las actualizaciones son esenciales para obtener el retorno de su inversión en tecnología, incluyendo nuevas características y funcionalidades, una mejor experiencia para el usuario y, a menudo, nuevas herramientas que usted solicitó en base a las necesidades de la versión actual.

Lamentablemente, las actualizaciones también pueden ser difíciles sin la preparación adecuada. Para asegurarse de que su organización aproveche al máximo su próxima actualización y evite posibles dificultades, tenga en cuenta estos siete pasos:

  1. Comunicación: Una actualización sin problemas comienza cuando todos están de acuerdo. Tanto las empresas como los técnicos interesados pueden aportar una valiosa información, así como orientación y asistencia en el proceso de actualización.

  2. Comprensión: La buena comunicación con los interesados y los usuarios finales debería ayudarle a comprender mejor el alcance de su proyecto. Sabrá quién participará en la actualización, cuáles son sus requisitos de hardware y de red y cuáles serán sus necesidades generales. Este también es un buen momento para echar un vistazo a sus opciones de implementación actuales. ¿Pasar a la nube es la opción correcta? ¿O lo mejor es seguir con una implementación en las instalaciones?

  3. Elija su ruta de actualización: Hay dos maneras de actualizar su solución. La forma tradicional es más rápida, pero conlleva más riesgos. Este método conlleva más riesgos debido al enfoque de "todo de golpe". Si la solución está lista y funcionando después, usted lo estará también. Si hay un problema, podría crear un tiempo de inactividad hasta que el problema se resuelva.

    La actualización paralela incremental es más lenta, pero proporciona menos riesgo y mayor flexibilidad. Está reemplazando la solución en un enfoque por fases y reduciendo el número de posibles problemas y su alcance. También permite tanto el incremento de la capacitación del usuario final como el cambio paso a paso de la versión antigua a la nueva.

  4. Conozca su tiempo de inactividad: Independientemente de la opción de actualización que elija, programe su actualización durante el tiempo de menos actividad de su organización. Siempre que sea así, se reduce el riesgo al realizar la actualización en un momento en que la organización depende menos del software que se está actualizando.

  5. No olvide las integraciones de terceros: Si su solución se integra con software de terceros, asegúrese de averiguar si hay planes para actualizarlos también a versiones más recientes. Si es así, asegúrese de que su solución actualizada es compatible con esas nuevas versiones de terceros.

  6. No pare de probar: Un sistema de prueba como parte de su estrategia de actualización le proporciona varios beneficios, entre ellos, la posibilidad de probar su proceso de actualización y le da un lugar para hacer modificaciones a los scripts sin afectar a la producción

  7. Cuente con su estructura de apoyo: Dedique algún tiempo para entender cómo su proveedor de software le ayudará con la actualización. Desde la ayuda de documentación que lo guía paso a paso a través del proceso, hasta el asesoramiento de expertos, su proveedor debe estar a su lado durante cualquier proceso de actualización.

¿Está empezando a planear su próxima actualización? Programe una consulta con el equipo de Global Services de Hyland para asegurarse de que todo va bien.