Eleve los estándares de calidad de sus colaboradores de Recursos Humanos y de sus gerentes y proteja así los intereses de su empresa

Una minoría de empleados causan problemas, los cuales conducen a medidas disciplinarias. Entre estos problemas se incluyen:

  • Falta de ética profesional - Comportamiento inaceptable tal como intimidación, acoso o robo, incumplimiento de los reglamentos corporativos (uso del internet, por ejemplo)
  • Incapacidad - Bajo rendimiento en su trabajo, responsabilidades o labores.

Cada empresa también guarda un procedimiento conciliatorio mediante el cual un empleado puede elevar quejas acerca del comportamiento de sus colegas y de la parte administrativa, o problemas con cualquier aspecto de su trabajo, tales como reclamos sobre discriminación.

El no cumplir con el Código Disciplinario ACAS o no resolver con prontitud y profesionalismo casos propios de Recursos Humanos puede producir un bajo rendimiento prolongado de un empleado y, en el peor escenario, llegar a un problema judicial costoso. En cualquiera de los ejemplos se recibirá un impacto negativo en la productividad de la empresa, y una comparecencia judicial puede dañar la reputación corporativa.

Descargue aquí la descripción completa de la solución para la Administración de casos de Recursos Humanos de OnBase.